Las hard y soft skills no son lo que crees, descúbrelo.

¿Cuántas veces has escuchado los términos “hard y soft skills”, son conceptos que venimos utilizando comúnmente y que, siendo justos la mayoría de las personas no tienen claro que significan o exactamente que comprenden. Es cuestión de soltar la obviedad, y buscar como buen cibernauta o haciendo minería de datos, definiciones y conceptos que algunas veces son disímbolos, contradictorios, incompletos e incluso hasta antagónicos. Sin pretender descubrir el “hilo negro”. Veamos que comprende cada uno de ellos y el porque de su relevancia en esta nueva era de innovación disruptiva que llego inesperadamente y que indica el inicio de una serie de actitudes y comportamientos a las que lejos de resistirnos, requerimos aprender e incorporar lo más pronto posible.

Hard skills, traducción literal, habilidades duras, que comprenden las habilidades técnicas que aprendemos en nuestras formaciones escolares desde los cursos primarios, secundarios, preparatorios, profesionales y para quienes han ido más adelante, especialidades, maestrías e incluso doctorados. Sin lugar a duda esta formación técnica que comprende al menos entre 15 y 21 años, se supone nos deja perfectamente preparados para incorporarnos al ámbito laboral.

Fiasco el que nos llevamos todos, cuando al ingresar a trabajar resulta que gran parte de lo aprendido en nuestra formación universitaria se utiliza poco, o en situaciones muy especificas. Aun cuando hayamos aprendido a trabajar en equipo en los últimos semestres. Hay cientos de habilidades que tal pareciera en los ámbitos académicos no revisten ninguna importancia. De hecho, cuando se les cuestiona a los encargados de diseñar los planes de estudio de profesional y posgrado, tal parece qué con ojos de asombro, no entienden de que estamos hablando.

Déjame y lo planteo desde otra perspectiva, en mis casi cuatro décadas de trabajo no me he cruzado en el camino con un académico que se volviera empresario. Y si me he encontrado con varios empresarios micro, pequeños, medianos y grandes que se han vuelto académicos. El conocimiento técnico para los médicos, abogados, economistas, arquitectos, etcétera les permite utilizarlo en tareas muy especificas para las cuales en la mayoría de los casos están plenamente preparados.

Pero que ocurre cuando requerimos trabajar enfrentándonos a la cruda realidad: presión muchos competidores, incumplimientos, actitudes negativas, desorganización, incompetencia, irresponsabilidad, comportamientos inestables, falta de claridad, indefinición de objetivos, pésima dinámica decisional, diaria convivencia que desgasta, supervisión constante, acoso, maltrato, exigencias, ocurrencias, caprichos, urgencias, faltas de respeto y hasta agresiones. Aunado a Exceso/Ausencia de procesos, demasiados capataces, mucho general y poca tropa. Juntitis (exceso de reuniones improductivas), poco tiempo, mucha carga de trabajo y remuneraciones desiguales o injustas.

Cuando un abogado, economista, administrador, ingeniero se sienta en la silla del director, no utiliza el 95 % de los conocimientos que aprendió en la universidad. Te comparto algunos datos estadísticos, me centraré en México, pero esto ocurre en toda Latino américa y en España. Según un estudio publicado por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico publicado en el año 2018 (Labour Force Statistics): Alemania ocupa el primer lugar en productividad con un promedio de 1,356 horas laboradas por año, el lugar 39, lo ocupa México con 2,258 horas laboradas por año (902 horas más). El nivel de productividad por hora calculado en dólares (USD) de los trabajadores alemanes es de $ 49.30 x hora ($ 66,850.80 USD anualizado). Mientras el nivel productividad de los trabajadores Mexicanos es de $ 14.46 x hora ($ 32,650.68 USD anualizado), lo cual indica que a pesar de que en México se trabajan muchas más horas la diferencia de productividad anual en comparación con Alemania es de $ 34,200.12 dólares menos por trabajador.

Lo anterior no solo redunda en la falta de preparación técnica, fundamentalmente ocurre porque todo el paquete de soft skills es prácticamente nulo o inexistente. No hablemos de las condiciones de salud, alimenticias y emocionales (para ello te recomiendo leas mi libro Wellness Leadership Program).

Cuando me refiero a todo el paquete de habilidades que forman parte de las soft skills, muchas personas aun no dimensionan la relevancia que tienen. En una encuesta realizada con mi equipo de colaboradores a más de cinco mil directivos, a la pregunta expresa: ¿En donde aprendiste a ser líder? El cien por ciento, contesto que sobre la marcha. Con el paso de los años y acumulando experiencias, modelando a los buenos jefes y decidiendo que practicas de los malos no replicarían.

Existe todo un paquete de habilidades no técnicas, pero que resultan vitales para nuestro desarrollo personal y profesional que no nos son enseñadas en ninguna formación académica, e inclusive tampoco en los programas de alta dirección, formación continua y diplomados o seminarios.

En los últimos quince años, resultado de mi propia formación y deformación profesional, capitalizando la experiencia, trabajando con directivos, mandos medios, entrepreneurs, profesionistas independientes, consultores, coaches, universidades, escuelas de negocios, académicos y mucha labor de investigación, lo cual redundo en la publicación de cuatro libros. He podido descubrir e integrar cual es el paquete mínimo indispensable que representa a las soft skills.

Quizá este vicio es de origen ya que dividirlas en hard y soft (duras y blandas) origino la idea de que las hard/duras/técnicas son mucho mas importantes que las soft/blandas/psico-emocionales. La frase muy actual “lo que determina tu altitud, no es tu aptitud, sino tu actitud”. Hoy hace más sentido que nunca.

He sido testigo de muchos procesos de selección de personal en donde se privilegiaron los conocimientos técnicos sobre los demás, con resultados desastrosos. Sigo haciéndoles la observación a las áreas de talento y personal que sus calibraciones de desempeño no contienen los reactivos, habilidades, competencias e indicadores correctos. Pero ¿Cómo saber si son correctos? Sino tienen idea clara de cuales son las soft skills.

Partamos del supuesto que competencias y habilidades son lo mismo, otro gran error de apreciación. Un paquete de habilidades constituyen una competencia. Lo cual significa que si tengo varias competencias en áreas diversas es porque tengo desarrolladas todas las habilidades que constituyen a cada una. Las soft skills deberían ser consideradas un paquete de cinco competencias, punto básico, y que en todo caso deberíamos cambiarle el nombre a competencias psico/emocionales y a las demás competencias técnicas.

Las cinco competencias (ya que dos de ellas se subdividen) que integran la competencia psico/emocional son:

  • LIFE (VIDA)
  • LEADERSHIP (INDIVIDUALES) (COLECTIVAS)
  • MANAGEMENT(GERENCIALES) (DIRECTIVAS)

Esta nueva visión nos permite dimensionar el tamaño e importancia que estas habilidades revisten no solo en el desempeño profesional sino en la vida. Veamos brevemente las consecuencias de tenerlas o no desarrolladas:

  • El 90 % de las personas que renuncian, lo hacen porque no tienen buena relación con sus superiores y pares.
  • El 90 % de los directores y gerentes son pésimos líderes.
  • Para el año 2025 según la OMS, las principales 2 causas de discapacidad laboral que se presentarán son: el estrés y la depresión.
  • Los jefes (gerentes y directores) ejercen el poder, los líderes la autoridad.
  • El director o gerente desafortunadamente controla y supervisa a su personal.
  • El líder se pone al servicio de sus colaboradores.

Te preguntaras, ¿Cuáles son específicamente las habilidades que integran cada una de estas competencias? Con el animo de no extenderme demasiado en este articulo, te compartiré algunas. Si quieres conocer a profundidad este tema, te invito a que visites: www.expertosentransformacion.com

Competencia (LIFE) Vida

  • Compromiso
  • Comunicación efectiva
  • Escucha activa
  • Manejo emocional
  • Desarticulación del estrés
  • Elevar el nivel de consciencia
  • Desarrollar Awareness
  • Auto observación
  • Desarticulación de creencias tóxicas
  • Auto gestión
  • Desarticular el péndulo victima/culpable
  • Entre muchas otras (Alrededor de 30 más)

Competencia (LEADERSHIP) Liderazgo

  • 30 habilidades individuales del líder
  • 20 habilidades colectivas (líder de líderes)

Competencia (Managment & Top management) Gerenciales y Directivas

  • 12 habilidades gerenciales
  • 11 habilidades directivas
  • Identificar cuales gerenciales requieren dejar de hacer los directivos para no incurrir en el micromanagement.

Como podrás ver, el tema nos da para escribir muchos artículos, con gusto te compartiré más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *