Business Ghosting

Hacerse el fantasma en los negocios.

El termino “ghosting” fue incluido en el año 2015 en el diccionario Collins, ya que ha sido un termino que en los últimos años gano mucha popularidad. Su definición originalmente correspondía a no contestar los correos, mensajes, llamados y hasta desaparecer de los contactos en redes sociales de una persona con la que existía algún tipo de relación, sobretodo en los jóvenes cuyos idilios y relaciones incipientes se daban por finiquitados sin ningún tipo de explicación, siendo mucho más fácil, simplemente desaparecer.

El crecimiento de este comportamiento es ocasionado debido a la gran cantidad de relaciones que se entablan mediante medios virtuales. De acuerdo a los psicólogos, este tipo de conducta se genera por miedo al conflicto, enfrentamiento o tener una conversación cara a cara.  También son indicadores de baja autoestima, mal manejo emocional y falta de compromiso.

Si bien este comportamiento ha existido siempre, pues ocurría aun cuando solo había líneas telefónicas fijas, al disponerse ahora de tantos medios y dispositivos la practica ha ido en aumento.

En los últimos años esta practica también se ha llevado al ámbito profesional. Es decir; aun cuando exista una relación cliente/proveedor sana. Y considero importante la aclaración, ya que la mayoría en algún momento hemos vivido la situación de que alguno de nuestros clientes o proveedores al comportarse de manera ansiosa y en la “urgencia”, nos envían correos, mensajes de texto, llamadas a teléfonos fijos o móviles fuera de los horarios y días hábiles. Para lo cual es necesario siendo asertivos, poner limites y en caso extremo, no contestar llamadas o mensajes.

Sin incurrir en lo anterior, aun así la practica del “business ghosting” ha ido en aumento. Y ocurre cuando alguna de las partes se comprometió a algo y pueden pasar, días, semanas e incluso meses sin que medie una respuesta a llamadas, correos, mensajes de texto. No solo generando incertidumbre, sino también el preguntarnos si será la practica actual en los jóvenes “millenials” o la de algunos integrantes de la generación “X” cuyas edades están muy cerca a los millenials. Aunque eso no excluye a que también la practiquen integrantes de todas las generaciones.

Propuestas de negocios, proyectos en curso que requieren de cierta continuidad y que de un momento a otro simplemente requerimos ponerlos en pausa ya que no hay forma de comunicarnos con nuestro interlocutor. Lo más increíble es que en algunas ocasiones después de unos meses, recibimos una llamada, mensaje o correo en donde sin que exista explicación alguna de la falta de comunicación, se pretenda darle continuidad al tema como si no hubiera ocurrido nada. Y en el mejor de los casos seamos avasallados con una docena de excusas y justificaciones poco creíbles o sin fundamento.

Existe también la posibilidad de que en el caso de ocupar la posición de cliente, se asuma que si no contesto los correos, mensajes y llamadas es “obvio” que de momento no es prioritario, importante y merece dedicarle tiempo o atención. Y la contraparte tiene la obligación de aceptar tal comportamiento, pues al ser el proveedor esa rutina forma parte de su riesgo.

Aun cuando lleve más de treinta años trabajando y en algún momento pudiera considerar que por mi edad es una situación a la que requiero acostumbrarme. Creo firmemente que la ética, el profesionalismo y el compromiso no es cuestión de generaciones o posiciones. No es justificable el “business ghosting” aun cuando se haya decidido, cancelar, suspender, postergar, aplazar o contratar los servicios de alguien más sin que exista una conversación de por medio. Considero como empresario, líder, coach y consultor que no debemos permitir en nuestros equipos que se instale dicha practica y seamos permisivos. En el ámbito de los negociones, la ética, el compromiso, el profesionalismo no son aderezos, son comportamientos que muestran claramente el tipo de carácter, identidad y personalidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *